miércoles, 15 de noviembre de 2017

Este mes toca  investigar sobre Azerbaiyán, un país casi desconocido para mí. después de ver y estudiar varias recetas escogí un Bundt cake de arándanos, para hacer  en el  reto que organiza Isabel Rodriguez, desde el blog Gotas de azucar y vainilla, cada mes.
Es el primer bundt cake que hago, la receta original es con arándanos frescos, pero me resultaron imposibles de conseguir, ya que vivo en un pueblo pequeño, así que lo que hice fue cambiarlos por arándanos deshidratados. No he realizado el glaseado, porque en casa no nos gusta, pero os lo pongo en la receta.

Este postre sea compaña de forma habitual con una taza de té negro.


Blundt cake de aranadanos




Ingredientes

3 huevos 50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente 60 gramos de aceite de girasol 300 gramos de harina de repostería 2 cucharaditas de levadura en polvo 160 gramos de azúcar Ralladura de una naranja
3 cucharadas de zumo de naranja  
Un puñadito de arándanos, en este caso no los tenía frescos así que utilicé de los deshidratados.
250 ml de buttermilk

Elaboración


Precalentamos el horno a 180 ºC
Engrasamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos con un poco de harina, lo sacudimos del revés para eliminar el exceso de harina.
En un bol batimos la mantequilla reblandecida junto con el azúcar y el aceite.
Vamos añadiendo y batiendo los huevos de uno en uno.
Añadimos la ralladura, el zumo y la vainilla, batimos.
Añadimos el buttermilk Incorporamos la harina junto con la levadura, mezclamos con movimientos envolventes. Por último añadimos los arándanos.
Llenamos el molde y horneamos el bundt a temperatura media hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio, aproximadamente media hora.


Glaseado

Una cucharada de mantequilla muy blanda pero no derretida
Tres cucharadas de zumo de naranja
Azúcar glas, hasta que nos quede una crema espesa
Lo batimos bien.
Dejamos que repose unos 10 minutos en la nevera y cubrimos con él el bundt




2 comentarios:

Bea Caballero dijo...

un bundt nunca viene mal para desayunar, con o sin glaseado, y que sea el primero de mucho, buen viaje, besos

Cook the cake dijo...

Pues ya verás, en cuanto le cojas el gustillo no vas a parar de hacerlos.
Los bundt cakes son adictivos.
Yo finalmente aunque un poco tarde me ha dado tiempo a publicar hoy :)
Besotes